Yakisoba

11:00





Tanto mi pinche como un servidor somos muy fans de la comida japonesa. Y aunque lo que cocinamos y comemos por aquí muchas veces no tiene nada que ver con la auténtica gastronomía del país del sol naciente, raro es el mes en que no nos dejemos caer por algún "japo" o intentemos preparar alguno de sus típicos platos.

Recientemente, además, hemos tenido la suerte de inaugurar con unos amigos un ciclo de cenas temáticas caseras que coincidimos todos en estrenar con un festín oriental, rodeados de palillos, salsa de soja, algas, pescado crudo, arroz y demás.

En nuestro caso, optamos por unos fideos yakisoba que, modestia aparte, quedaron riquísimos y estuvieron a la altura del grandísimo nivel que hubo sobre la mesa aquel día (esperemos mantenerlo en las próximas ediciones, ¿eh?). Eso sí, no podríamos decir lo mismo de los uramaki "ibéricos" con los que nos aventuramos, pero ya es otra historia... 


Los yakisoba son sencillísimos de hacer (y no es un tópico aunque lo parezca). Basta con saltear todos los ingredientes, mezclar con los fideos y "aliñarlos" al final con la salsa especial. Estos dos últimos productos puedes encontrarlos en cualquier tienda asiática. Los fideos, frescos o cocidos (para esta ocasión compramos tallarines tailandeses). Y la salsa yakisoba, si no se localiza, la sustituimos por una reducción de una de soja o bien por salsa Worcestershire (o Worcester o Perrins) y listos.

Inspirada en una receta de la web especializada y una de mis páginas de referencia en internet, Adictos a Comer Japonés, recurrimos a los siguientes ingredientes:



INGREDIENTES:

- Champiñones
- Col
- Cebolla tierna
- Puerro
- Zanahoria
- Calabacín
- Lomo de cerdo
- Semillas de sésamo
- Salsa yakisoba
- Fideos yakisoba


De todas formas, pueden hacerse fideos yakisoba con lo que se disponga: otras setas como ceps o shitake (o sin ellas); verduras y hortalizas como las espinacas, los pimientos, las alcachofas o la berenjena; panceta, bacon o tiras de muslo de pollo como alternativa a la carne; añadir pescado y marisco (gambas, calamar, sepia, etc) y otros condimentos como cebollino picado, ralladura de jengibre, alga nori en polvo e incluso katsuobushi, los copos de bonito seco que se espolvorean por encima de los fideos antes de servir y que se hidratan en contacto con el calor de los ingredientes dando ese efecto de movimiento tan peculiar.


ELABORACIÓN: 

1) Cortar en juliana todos los ingredientes: verduras y carne.

2) Saltear las verduras en un wok o sartén grande (si no lo es suficiente como para dar cabida a todos los ingredientes, ir salteándolos por tandas, teniendo en cuenta qué verduras cuestan más o menos de cocerse). Retirar y reservar.

3) Saltear la carne (también se puede hacer a la plancha, aunque procurando que no quede muy seca).

4) Juntar todos los ingredientes en un recipiente donde nos quepan (preferiblemente una sartén o wok) y añadir los fideos (si no están ya cocidos, los herviremos previamente en agua con sal durante unos minutos). Retirar del fuego.

5) Aliñar con la salsa yakisoba al gusto y añadir las semillas de sésamo (y otros condimentos que se quieran usar).


Y... ¡¡¡AL ABORDAJE!!!




You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images