De tapas por Valls (2)

14:40

Segundo capítulo del tapeo por Valls. Chef Pirata y su acompañante Pinche han rastreado de nuevo los establecimientos que estos días y hasta el domingo participan en el 'Viditapes', una exitosa iniciativa que en algunos casos está incluso desbordando varios de los locales.

'Trossets de Valls', de La Cafeteria

'Textures del Pacífic', en Cerevisia
De los 29 que ofrecen tapa + copa de vino, 13 han optado por ingredientes que recuerden a una de las tradiciones más famosas de la comarca, si no la más conocida: la calçotada. En la crítica gastrónomica que ha elaborado Pinche con minuciosidad y precisión descriptiva, destacamos una con presencia de la típica cebolla tierna y otra sin ella.



Barqueta de contrast’ (La Pèrgola):

Una de las grandes sorpresas de la jornada. Preconcebidamente, la mezcla de elementos parece discutible porque son sabores consistentes y que pueden pisarse unos a otros, pero tras el primer mordisco se constata que la relación entre uno y otro ingrediente es de mero acompañamiento y unificación.
La endivia, una hoja habitualmente amarga, actúa a modo de 'tostada' para sostener/contener el resto de elementos como si de un barco se tratase, el cual también ayuda a comer fácilmente el 'pincho'. Dicho sabor amargo pierde protagonismo, que es ganado por el calçot confitado y el pimiento del piquillo, cuyo toque más dulce contrasta con las suaves notas saladas que aporta el langostino. Éste último da frescura y ligereza a la pareja calçot-pimiento, que suele ser más pesada, pero no enfría la tapa. Parece ser, sin quererlo, el mástil del pequeño navío.
Como fondo, se vuelve a sentir el sabor más terrenal, el aceite de oliva, que consigue envolver todos los ingredientes y darle un último punto de melosidad a la 'barqueta'.
El contraste de texturas de la tapa también resulta muy curiosa: el crujiente de la endivia, la suavidad del calçot y el pimiento, y la consistencia del langostino.
Y otra de las sorpresas es ver cómo se logra darle un nuevo uso al calçot, más típicamente asociado a la calçotada con la salsa de romesco y conseguir emparejarlo con un elemento más marino, observando el juego entre tierra y mar.

 
El Teatre’ (Bar El Teatre):

Una de las tapas que no incluye ningún producto típico de Valls. La base de la misma es un champiñón gigante, que con sólo ser pasado por plancha, mantiene toda su acuosidad y resulta muy sabroso en boca.
El queso de cabra actúa a modo de sombrero y ayuda a tapar los otros dos ingredientes que se esconden dentro del champiñón: un pequeño salteado de ceps, envuelto por una suave loncha de jamón ibérico.
La fuerza del queso de cabra y del jamón ibérico no empañan al resto de la tapa, ya que las setas ayudan a suavizar el sabor general. Es agradable notar la calidez de los alimentos, aunque resulte un poco más dificultoso de comer ya que los ingredientes tienden a resbalarse y el elemento más firme resulta ser el palillo que nos ayuda a visualizar la 'viditapa' más bien como un 'pincho'.
Las capas superior e inferior del queso son un poco más crujientes, que se mezclan con su propia untuosidad interior. Contrasta bien con la textura suave del champiñón y los “ceps” del jamón brevemente calentado.


You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images